Mitos del Gym: Convertir la grasa en músculo

¿Cuantas veces hemos escuchado esto entre las-os compañeras-os del gym verdad? Decir que la creencia de que la grasa puede convertirse en músculo es completamente falso y no existe base científica alguna que respalde esta afirmación. Por cierto, antes de seguir subrayar que lo mismo sucede al contrario, el músculo no se puede convertir en grasa. Tanto la grasa como el músculo son dos tejidos completamente diferentes por lo que es imposible que por arte de magia uno se convierta en otro a causa del ejercicio. El problema de estas creencias es que la información se pasa de entrenador-a a entranador-a y lo peor de todo hacia sus clientes. Esta es mucha de las consecuencias de la falta de formación de muchas de las personas que trabajan en la salas de fitness.

Lo que verdaderamente pasa cuando hacemos ejercicio es que cuando levantamos pesas o realizamos algún deporte de alta intensidad, logramos la estimulación de las fibras musculares de contracción rápida, logrando así un aumento de nuestro metabolismo basal. Dicho aumento, genera en nuestro cuerpo la necesidad de un mayor consumo de ácidos grasos, además de otros nutrientes para poder hacer frente a la demanda energética.

Es decir, contra mayor sea nuestra masa muscular, más eficiente será nuestro organismo en el proceso de quema de grasas tanto a nivel de reposo como realizando algún tipo de actividad física.

No olvidar que nuestros músculos necesitan proteinas para crecer, acompañado de una dieta equilibrada y una rutina de ejercicios de alta intensidad. Las grasas cumplen unas funciones completamente diferentes, entre ellas, la de proporcionarnos energía para realizar el ejercicio pero no para la construcción de masa muscular, por lo que jamás esta grasa acabará convirtiéndose en músculo.

Os animo a que entrenéis duro para conseguir mejorar vuestro tono muscular y a la vez reduzcáis vuestro índice de grasa. Pero recordad que jamás uno de estos tejidos se convertirá en el otro!!!

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario